Inicio » Mantenimiento impresoras

Mantenimiento impresoras

El tiempo de duración de una impresora va estrechamente ligado al tiempo que dedicamos a su cuidado.

Por esta razón es recomendable dedicar algunos minutos todas las semanas para realizar limpiezas periódicas tanto por el exterior como por el interior con un paño seco o ligeramente húmedo.

Si además de esto efectuamos un mantenimiento regular nuestra impresora será efectiva mucho más tiempo.

Nuestras recomendaciones

Las impresoras suelen ser uno de los objetos de oficina que más inconvenientes tienen. En muchas ocasiones es recomendable acudir al servicio de mantenimiento de impresoras y ellos solucionarán el problema de la manera más eficiente posible, pero otras veces quizás puedes realizar algunos cambios que ayuden al funcionamiento del utensilio.

Algunos de los aspectos que debes tener en cuenta son:

  • Colocación. El lugar en el que situamos la máquina es más importante de lo que parece. Es recomendable que esté en un lugar ventilado, cerca de una fuente de electricidad y lejos de cualquier espacio con humedad.
  • Limpieza. Es importante apagar la impresora cuando no está en uso y cubrirla para que el polvo no pueda dañar sus sistemas de funcionamiento. Poco a poco el polvo va ensuciando las piezas y por ello es recomendable limpiarla tanto por dentro como por fuera de manera periódica. 
  • Papel. Cuanta más calidad tenga el papel más calidad tendrán nuestras impresiones y menos sufrirá el aparato a la hora de funcionar. Aconsejamos no poner más cantidad de folios que los que acepta el modelo ni forzar la entrada/salida del papel tirando de él.  
  • Consumibles. Es de vital importancia utilizar recambios de calidad, gracias a estos consumibles originales la impresora ganará en fiabilidad y tiempo de uso. Es conveniente contar siempre con repuestos y utilizar consumibles reciclados, estos tienen la misma calidad que los de un solo uso y además ayudas a cuidar el medioambiente. 
  • Manipulación. Recomendamos leer las instrucciones del modelo antes de llevar a cabo ninguna acción. Cada impresora tiene unas especificaciones concretas que es conveniente seguir si queremos realizar un buen uso de ella. 

También es conveniente imprimir una o dos veces por semana independientemente del modelo de impresora que tengamos para evitar el secado de la tinta y los componentes por falta de uso.

Pasos a seguir

Los pasos para poder hacer un mantenimiento de impresoras de manera sencilla son principalmente cuatro. El primero sería limpiar la impresora por la parte exterior con un paño seco o ligeramente húmedo. Debemos tener cuidado a la hora de pasar por la botonera y hacerlo con sumo cuidado para no dañarla. A continuación, extraemos el rollo de etiquetas y el de ribbon (cinta de impresión) del interior del aparato y realizamos la misma acción por dentro de la impresora.

Una vez ya hemos terminado con el primer paso procedemos a limpiar el cabezal. Pasamos de izquierda a derecha un instrumento no punzante ni cortante que nos permita desprender cualquier trozo de suciedad que haya podido quedarse pegada y posteriormente un paño impregnado con alcohol. 

Por último utilizamos este mismo paño húmedo para limpiar con cuidado el rodillo de arrastre. Podemos ir girándolo con ayuda de nuestros dedos para asegurarnos que no queda suciedad, hay que hacerlo con mucho cuidado porque este elemento es especialmente sensible.

Si realizamos limpiezas periódicas y acudimos a profesionales cuando nos surja algún problema grave la vida de nuestra impresora se alargará notablemente. En Nou servei le aconsejamos sobre los pasos que debe seguir cuando adquiere uno de nuestros productos para que tenga la seguridad de que el uso que le está dando a la herramienta es el debido. Si tiene alguna duda más nuestro equipo técnico le asesorará, ¡Trabajamos para usted!

Contacta con nosotros

¿Quieres alquilar una de nuestras impresoras o necesitas asesoramiento?